The Clash - London Calling(1979)

pinche acá antes de seguir







Sin duda alguna el disco más influyente de la década, sólo comparable con el “SGT” de los Beatles en los 60. Una verdadera obra maestra que tuvo que ser editada en su momento (1979) en dos discos, debido a la gran cantidad de tracks.

Pero no sólo la música fue importante en este disco, ya que la carátula es considerada junto con la de Abey road de los Beatles como una de las más famosas de toda la historia. Pero bueno… vamos al disco:

¡LONDRES SE INUNDA Y YO VIVO EN EL RÍO!

Con esa desgarradora afirmación da comienzo el álbum. Dos Guitarras poderosas repitiendo las mismas notas una y otra vez (Mim DO SOL) una línea de bajo sencillamente soberbia, sumado a la voz de Strummer hacen de London Calling un verdadero ipno a la amargura.

Los temas: Brand New Cadillac- Jimmy Jazz- Hateful y Rudie Can't Fail tienen una línea en común: un toque de SKA con algo de Regae.

En el track siguiente “Spanish Bombs” nos encontramos con un tema típico del corte de este grupo: una semi balada media pop, en las melodías junto con la cadencia de una guitarra en los puentes al estribillo. Sencillamente una obra maestra.

The Right Profile es quizás uno de los temas más flojos del disco, sin embargo al adentrarnos a “Lost In The Supermarket” recordamos que estamos a uno de los discos más importantes de la historia de la música.

El tema es de un corte similar a “Spanish Bombs” lo que lo eleva a una categoría superior, sobre todo cuando te quedas pegado escuchando el coro una y otra vez.

Con “Clampdown” y “The Guns Of Brixton” regresamos al tono más roquero de la banda. En el primero, tenemos una intro increíble; mientras que en el segundo, vemos una línea de bajo verdaderamente notable.

El tema “Wrong 'em Boyo” es el resumen perfecto de lo que es The Clash, una intro melancólica para pasar luego, a un SKA de aquellos que te mantienen siempre arriba.

Y hablando de estar en lo alto que dicen de la soberbia “Death Or Glory”. Es uno de esos temas que te encanta oír caminando, cuando te pierdes en la City tratando de olvidar nada porque ya lo perdiste todo.

Ahora es justo el momento de tomarse una “Koka Kola” (jajajjajjaj) un tema un tanto loco que recuerda todo lo loco que puede ser el punk cuando quieres entregar un mensaje, no por ello perdiendo la vida en tonteras.

“The Card Cheat” es uno de mis temas favoritos, tiene la capacidad de mantenerte en lo alto con una melodía alegre que sin embargo, está cargada de melancolía por la desgarradora voz de Strummer
Los temas “Lover's Rock” y “Four Horsemen” son un poco más tranquilos que sus predecesores, pero no por eso menos interesantes.

Finalmente llegamos a los últimos 3 temas del disco, y digo finalmente porque la caña está haciendo efecto. “I'm Not Down” como he dicho hasta la saciedad responde al sonido más puro del grupo alegre, pero ni tanto. Por su parte “Revolution Rock” nos invita a cambiar las cosas con una buena dosis del Regae más puro, ya que el tema de roquero no tiene nada más que la letra.

“Train In Vain” es un caso aparte con la intro de la batería sabes que se avesina algo increíble: unas armónicas con guitarras suabes acompañadas de un bajo casi imperceptible hacen de este tema el broche de oro perfecto.

Mucho se podrá decir de la música contestataria: “que es muy fome”, “que son puros comunistas de mierda” y en fin… lo cierto, es que The Clash supo crear su sonido a parte alejándose totalmente de lo que hasta ese entonces era el reinado de Sex Pistols.



luego pondré los demás.